Facebook Twitter Google +1     Admin

LA TELE QUE NO QUERÍA LLAMARSE

20080728123543-300px-braun-hf-1-1-.jpg

La empatía, la capacidad de ponernos en el lugar del otro, no es algo con lo que se nace, sino que se desarrolla a partir de las experiencias vividas o con cuentos como el que sigue. A veces nos gusta más lo que tienen los otros y sentimos envidia de sus cosas sin llegar a valorar lo nuestro.  Sólo el día que seamos capaces de ponernos en la piel de  otra persona y saber cómo se siente, nos valoraremos a nosotros mismos...encontraremos ese tesoro escondido que pasamos por delante todos los días pero que aún no hemos visto.

En la tienda de muebles había una tele a la que no le gustaba su nombre. Todos los días se preguntaba por qué con la cantidad de nombres bonitos que había, tenía que llamarse Tele. Haciendo uso de sus derechos constitucionales, se cambió el nombre.

 Decidió llamarse Lámpara. Pasó un comprador:

- ¿Cómo te llamas?

-  Lámpara.

-  Haz luz.

La tele se encendió y se apagó.

- No me sirves - dijo el comprador. Se fue.

Se volvió a cambiar el nombre. Decidió llamarse Cortina.  Pasó otro comprador:

-  ¿Cómo te llamas?

-  Cortina.

-  ¿De qué color eres?

La tele moslró sus mejores imágenes de colores.

-  No me gustan las cortinas que cambian de color - dijo. Se fue.

Decidió llamarse Armario.  Pasó otro comprador.

-  ¿Cómo te llamas?

-  Armario.

-  Abre las puertas.

La tele no sabía abrir las puertas. En realidad no tenía ni puertas.

-  No me gustan los armarios sin puertas - ,  y añadió el comprador enfadado - ¡Esto es inaceptable! Con lo bonita que estaría llamándose Tele y buscándose nombres raros...

La tele fue a hacer su última solicitud para cambiarse el nombre.

-  Piénsatelo bien. Ya no podrás hacer más solicitudes.

-  Puede anularlas todas -  dijo la tele. - He decidido quedarme con mi nombre.

Pasó un comprador.

-  ¿Cómo te llamas?

-  Tele.

-  Enciéndete.

La tele se encendió y mostró sus mejores imágenes de colores.

-  ¡Qué tele más bonita! ¡Me la llevo!

La tele fue muy feliz con el comprador y su familia, muy orgullosa de su nombre que la definía como ser  individual y diferente a todos los demás en el mundo. 

28/07/2008 12:35 Pilar Bellés Pitarch #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris