Facebook Twitter Google +1     Admin

UNA BUENA PERSONA

20121014194158-padre.png

Cuando llega desesperación,
y la agonía de perderlo todo,
ya nada tiene sentido
y sin él todo es decepción.

No hablaré de la muerte
sino de lo que fue su vida,
no hablaré de la mala suerte
sino de una buena persona.

Él se fue ya
y ¿qué es lo que nos queda?
Cuando la vida se va
se queda el alma.

¿Y después qué pasa?
Después a llorar,
después viene el vacío,
después quedan los recuerdos.

Tal vez no hiciera nada importante,
sólo fue importante para quienes le quisimos,
mi padre sólo fue un buen hombre,
mi padre sólo fue una buena persona.
Pilar Bellés

14/10/2012 19:41 Pilar Bellés Pitarch #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris